Nunca es tarde para iniciar de cero: El caso de KFC

April 7, 2021

¿Te has preguntado la historia detrás del rostro de Kentucky Fried Chicken? Si, la franquicia de pollo frito 🤔

¿Te has preguntado la historia detrás del rostro de Kentucky Fried Chicken?

Esta franquicia de pollo frito se ha hecho famosa gracias a su receta secreta formada por 11 hierbas y especias, pero más allá de su éxito culinario KFC destaca por la historia de su fundador, el coronel Sanders. 

Harland David Sanders nació el 9 de septiembre de 1890 en Henryville, Indiana, y desde pequeño trabajó en la cocina para ayudar a su familia a salir adelante. Esto cambió a sus 15 años cuando falsificó un documento sobre su edad para entrar al ejército de los Estados Unidos, sin embargo, pese a lo que muchos creen, aquí no consiguió su rango de coronel. 

Después de realizar su servicio en Cuba se trasladó a Alabama, donde realizó múltiples trabajos como marino, bombero, vendedor de seguros y agricultor  (por mencionar algunos). Fue a finales de la década de 1920 que consiguió una estación de servicio en Corbin, Kentucky, un lugar muy frecuentado por transportistas, por lo cual decidió usar su conocimiento en comida para obtener una ganancia extra atendiendo a ese nicho de mercado.

Poco a poco su receta de pollo frito ganó fama en la zona a tal grado que en 1935 el gobernador del estado, Ruby Laffoon, le otorgó la distinción de “Coronel” de la ciudad. Pero todo emprendedor tiene altibajos, en el caso de Sanders fue en la década de 1950, cuando se construyó una carretera que alejó a los automóviles de su restaurante, esto le obligó a venderlo por 75 mil dólares.

En este punto es cuando podemos ver que nunca es demasiado tarde para reinventarse, ya que teniendo poco dinero y con 60 años de edad, Sanders decidió viajar para dar a conocer su receta en varios restaurantes. Esta acción le llevó a crear el primer Kentucky Fried Chicken en 1952.

Para 1964 KFC ya contaba con 600 franquicias registradas, por ello Sanders decidió vender su compañía por 2 millones de dólares, un salario vitalicio de 40 mil dólares al año y permanecer como embajador de la marca.

¿Qué nos demuestra esta historia? Dos lecciones muy especiales son las que nos deja el Coronel: 

  • No hay por qué temer a comenzar de cero a pesar de la edad o los recursos limitados.
  • Siempre haz lo que más te guste, después de todo, si lo haces de corazón el éxito llegará a ti.

Actualmente KFC cuenta con 24, 104 locales distribuidos en más de 115 países y se coloca como la segunda cadena de restaurantes más grande en el mundo (sólo superada por McDonald’s), atiende a 12 millones de clientes diariamente y ahora se encuentra comprometida con objetivos como la reducción de plástico para 2025. Sin duda, el Coronel Sanders estaría orgulloso de ver su franquicia hoy.

Las grandes historias de éxito pueden tomarse su tiempo, sin embargo, el trabajo duro y la perseverancia han demostrado ser siempre la clave. ¿Qué esperas para comenzar hoy con tu historia?